SAUNA

La Sauna Finlandesa produce calor seco, la temperatura ronda los 90º, mientras que la humedad relativa no llega al 15%, lo que propicia una abundante sudoración por parte del cuerpo. Su finalidad es terapéutica e higiénica y entre sus beneficios destaca:
1. La eliminación de toxinas al abrirse los poros para eliminar el sudor se eliminan impurezas de la piel y también productos de desecho como metales pesados, alcohol y nicotina.
2. Sobre el sistema cardiovascular el calor hace que aumente el ritmo cardiaco y la vasodilatación.
3. Mejora la respiración: se despejan las vías respiratorias al hacer más fluida la mucosidad.